Por la unidad sindical en la Concertada de Extremadura

USO-Extremadura muestra su oposición al recorte de horas que va a sufrir la asignatura de Religión. Defendemos que dicha asignatura sea considerada como una más del currículo educativo, que se deje libremente a las familias elegirla o no, sin poner trabas ni cortapisas de ningún tipo. Consideramos que el maltrato que sufre esta asignatura tiene un origen exclusivamente ideológico. Y de eso, desgraciadamente, sabemos bastante en la Concertada.

Ahora más que nunca, es crucial trabajar desde la unidad sindical para evitar recortes y luchar por la homologación laboral y salarial de los docentes y del PAS. Dicha unidad no se logra atacando constantemente a otros sindicatos, ya que el efecto que se produce es el de la división y la creación de una atmósfera enrarecida que otros ya están aprovechando para debilitar el sector.

Los sindicatos gallegos de la Concertada han unido fuerzas para pedir que se negocien mejoras, y en la Universidad de Extremadura, donde USO también ostenta la condición de sindicato mayoritario, todos los sindicatos se unieron para defender al personal universitario laboral. Lamentablemente, en Extremadura fuimos el único sindicato que exigimos la homologación de la Concertada manifestándonos frente a la Asamblea y con una exitosa campaña de recogida de firmas.

Desde USO lamentamos las falsedades dirigidas a desunir al sector y cuyo único objetivo es buscar un posible beneficio sindical. Nunca entraremos en ese juego. Somos un sindicato que dialoga y trabaja con el resto de fuerzas sindicales y de agentes sociales que quieran honestamente mejorar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores de la Concertada en Extremadura.

USO-EXTREMADURA DEMANDA LA APLICACIÓN DE LAS 18 HORAS LECTIVAS PARA TODOS LOS CENTROS SOSTENIDOS CON FONDOS PÚBLICOS

La Federación de Enseñanza de USO, sindicato mayoritario de la Concertada en Extremadura, ve muy positiva la propuesta de volver a las 18 horas lectivas para los docentes de la Pública. No obstante, exige que se reduzca de forma simultánea la jornada para todos los profesores de los centros sostenidos con fondos públicos, recordando que los docentes de la Concertada deben impartir 25 horas lectivas. La actual discriminación afecta por igual a los profesores de la Concertada y al 20% de la población escolar extremeño

El Convenio Colectivo de la Enseñanza Concertada establece un máximo de 25 horas lectivas, pudiendo verse disminuidas según el criterio de la Administración mediante el aumento de ratios de profesor/unidad, tal y como ocurre en otras Comunidades Autónomas.

Los docentes extremeños, ya sean de la enseñanza pública o de la concertada, necesitan tiempo para prestar una atención cercana a sus alumnos, participar en la formación continua dentro o fuera del centro, fomentar iniciativas escolares, tener tutorías individualizadas con los estudiantes y sus familias, preparar mejor las actividades escolares, aplicar las nuevas tecnologías, etc. Y en este asunto, la Consejería de Educación tiene la obligación de velar por la calidad educativa ofrecida en el servicio público que también proporcionan los colegios concertados.

Para dar cumplimiento al principio “igual trabajo, igual salario” presente en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, USO-Extremadura solicita a la Consejería de Educación el establecimiento de un calendario para lograr la homologación salarial y laboral de los trabajadores de la Concertada. Con la finalidad de tratar este asunto y otros de suma importancia (recuperación del salario perdido en 2012, jubilaciones parciales, inclusión del PAS en pago delegado…), nuestra central sindical vuelve a pedir que se convoque lo antes posible la Mesa Regional de la Concertada.

USO-EXTREMADURA PONE EN MARCHA LA CAMPAÑA “ELIGE TU ESCUELA. QUE NADIE ELIJA POR TI”

   

Mañana se abre en Extremadura el procedimiento de admisión de alumnos de cara al curso 2018-2019 en todos los centros públicos y concertados. USO anima a todos los padres a que ejerzan sus derechos y a que escolaricen a sus hijos en el centro que deseen para ellos. La clave de este proceso es que se respete la libertad de los padres a la hora de elegir el centro educativo, de acuerdo con sus preferencias y convicciones.

USO-Extremadura defiende la libertad y la pluralidad. Para que exista una libertad real, y no solo teórica, pide que todos los centros financiados con fondos públicos puedan ofrecer, en igualdad de condiciones, unos servicios educativos equivalentes y con carácter gratuito. Ningún alumno debe sentirse marginado o discriminado en función del centro que elijan sus padres.

Desde USO-Extremadura apostamos por la complementariedad de los modelos educativos (público, privado y concertado), ya que todos son necesarios al favorecer a la libertad, en contra de un modelo único de escuela que algunos intentan imponer. La pluralidad solo es posible si hay diversidad de centros y de propuestas educativas, para así conseguir de una manera más eficaz los objetivos de convivencia, participación, libertad y tolerancia.

Los padres son los responsables de la educación de sus hijos y, por ello, tienen derecho a elegir tanto la escuela pública como los centros privados y concertados. En el caso de los centros sostenidos con fondos públicos (públicos y concertados), es esencial la gratuidad real de las enseñanzas desde los 0 a los 18 años, con la misma calidad en la oferta y en los servicios educativos, teniendo siempre presente el respeto a las convicciones de las familias.