• Inicio

Homologación en la Concertada: USO continúa en la lucha

La Enseñanza Concertada sigue siendo víctima de una promesa de homologación salarial y laboral que tarda en llegar. El «II Acuerdo para la mejora del empleo público y de condiciones de trabajo», firmado por el Ministerio de Educación y los sindicatos de siempre, es insuficiente para que los trabajadores de la Concertada avancen en la homologación salarial que contempla la LODE… ¡¡¡desde el año 1985!!!

Se nos obligó a compartir el esfuerzo y los recortes durante la crisis económica, por supuesto en igualdad de condiciones con los compañeros de la escuela pública. Pero ahora se vuelve a la senda de la discriminación a la Concertada, alejándola de la homologacion. Desde USO consideramos sorprendente que cierta organización se conforme simplemente con “la esperanza de que estas mejoras repercutan en la Enseñanza Concertada”Vergonzoso.

Ante la próxima convocatoria de la Mesa Nacional de la Enseñanza Concertada, USO exigirá al Ministerio de Educación que realice una inversión mayor que compense el esfuerzo económico asumido por la Concertada en los años de la crisis, presupuestando cantidades que retomen el camino de la homologación desde los Presupuestos Generales del Estado. Y no podemos conformarnos con menos, como otros parecen que ya han hecho, tirando la toalla, dejando de luchar por cuestiones básicas para el colectivo y centrándose en otros sectores que, por lo visto, les resultan más rentables.

Para que se enteren politicos y sindicatos: el servicio público de la Educación en España lo prestan los centros públicos, privados y concertados. Por lo tanto, defenderemos siempre que a igual trabajo, igual salario. USO nunca abandonará esta batalla hasta que se consigan nuestras justas reivindicaciones, y sabemos que contamos con el apoyo de los trabajadores de la Concertada. Compañeros, ¡A por la homologación salarial y laboral!

Reunión USO-Consejería para tratar las Jubilaciones Parciales en la Concertada

A partir de 2019, las condiciones para acceder a la jubilación parcial se endurecen, fruto de la reforma que puso en marcha el Gobierno de España en 2013. El principal problema que tenemos en la Concertada es el exceso del gasto correspondiente a las bases de cotización. La Consejería de Educación ya se ha pronunciado afirmando que va a cumplir lo dispuesto en la Orden de Conciertos y que no asumirá dichos excesos, instando a que sean los centros educativos quienes los afronten. Como veis, la situación no es nada halagüeña.

Nuestro sindicato tiene puesta en marcha una campaña nacional de recogida de firmas para recuperar las condiciones de la jubilacion parcial anteriores a la reforma

El viernes pasado tuvimos una reunión bilateral USO – Consejería de Educación en Mérida en la que presentamos nuestra propuesta para posibilitar que los trabajadores de la Concertada puedan seguir jubilándose parcialmente a partir de 2019. USO-Extremadura entregó un estudio técnico analizando cómo quedarían las jubilaciones en el sector para los próximos años.

En esta primera reunión, encontramos a la Administración receptiva con nuestra propuesta, emplazándonos a un posterior encuentro para seguir avanzando en este asunto. Desde USO os seguiremos informando.

El pacto educativo, en peligro

A pesar de ser absolutamente necesario, el Pacto Educativo está herido de muerte. El dinero no es la causa de la quiebra de las negociaciones porque, ante el argumento de revertir los recortes con un incremento del presupuesto educativo hasta el 5% del PIB, además del compromiso del Gobierno, exige a la vez del acuerdo con las Comunidades Autónomas, que son quienes gestionan el 90% de la inversión educativa. Probablemente estemos al comienzo de una reactivación del frente anti-LOMCE como estrategia ante la previsión de un anticipo electoral.

Además, la idea de indexar el presupuesto educativo al PIB es una irresponsabilidad dada la experiencia vivida durante los últimos años, pues una nueva crisis económica y un PIB negativo abocaría a nuevos recortes inevitablemente, sobre todo en una situación tan inestable en el plano nacional e internacional como la que estamos padeciendo. La prioridad de la educación y su papel esencial en el desarrollo futuro del país reclaman nuevas fórmulas para “blindar” una financiación suficiente que haga posible los fines que se le demandan.

Desde USO constatamos, como en anteriores ocasiones, que la educación en España sigue secuestrada por la política para los fines exclusivos de sus partidarios, sin aceptar la primera evidencia de nuestra experiencia democrática: que tenemos que apostar por la convivencia de las dos visiones educativas principales, pública y privada-concertada, de una vez por todas, acordando un marco estable por el bien común y en beneficio de los intereses generales del país. Ahora más que nunca, la concepción de USO respecto a la Educación, priorizando la libertad de elección de modelo educativo, se vuelve más necesaria que nunca. Por justicia. Y porque así lo ordena el artículo 27.3 de nuestra Constitución, le pese a quien le pese.